Campeonatos

Una historia llena éxitos

1947-48

El primer título del Caracas en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional llegó en un juego frente al conjunto de Venezuela. El 21 de febrero de 1948 se anotó el triunfo con pizarra de 5 carreras por 3 en la culminación de un "todos contra todos" en el cual el conjunto capitalino sacó el primer puesto. De esta manera, en la tercera campa?a del recién estrenado circuito de la pelota nacional, los capitalinos iniciaron el recorrido de una prolífica cosecha de títulos.

1948-49

Aunque igualmente fue un "todos contra todos", el Caracas BBC se tituló por segundo ocasión en la liga nada más y nada menos que frente a Magallanes, equipo al que superó 13 carreras por 9. De esta manera, el equipo caraquista completó una temporada redonda, pues una de sus figuras importantes, Alfonso Carrasquel, finalizó como líder bate del torneo con .373 de average. Posteriormente, sería el primer equipo que representaría a Venezuela en una Serie del Caribe de la cual quedó subcampeón.

1951-52

Con una superioridad evidente, el Caracas "paseó" este torneo y, tras establecer una marca de triunfos consecutivos de 17 ?posteriormente dejada atrás por la misma divisa-, finalizó el "todos contra todos" con un récord de 41 triunfos y 15 derrotas que le permitió adue?arse del título, su tercero en la incipiente historia de la LVBP.

1952-53

Luego de la compra realizada por Pablo Morales a Martín Tovar Lange -anunciada el 8 de agosto de 1952-, el Caracas empezó con buen pie al capturar su primer título. Pese a que no hubo fase final, el juego decisivo fue una victoria ante el Vargas 8 por 3. El lanzador estadounidense Dick Starr (9.0 innings con 4 ponches de labor) y Alfonso "Chico" Carrasquel (de 3-1 con 2 empujadas) fueron los protagonistas.

1956-57

El conjunto sólo necesitó de cinco partidos para despachar a los Industriales de Valencia en la final y lograr su segunda corona. Caracas ganó el primero, pero Valencia igualó la serie en el segundo. Sin embargo, los Leones barrieron en el Universitario en los siguientes tres juegos, destacando el último (del 05/02/1957), donde John Jancse completó un blanqueo de tres imparables. El antesalista Rudy Regalado finalizó como líder bate de la serie con .500 de promedio y en remolcadas con 4.

1961-62

Caracas se apoderó de su tercera corona al vencer al equipo Oriente en una final que se disputó a 5 juegos y en la cual los lanzadores fueron protagonistas. El refuerzo Bob Belinsky contribuyó en grande al ganar el primero y el decisivo encuentro, mientras que Sherman Jones y Víctor Davalillo se anotaron los otros 2 triunfos en trabajos completos. Fue el primer título del estratega Regino Otero con la divisa.

1963-64

El cubano Orlando Peña fue la principal figura de los Leones en esta serie que significó su cuarta corona. El serpentinero obtuvo dos triunfos, incluyendo el séptimo y decisivo desafío, cotejo en el que superó a su compatriota Luis Tiant del Valencia. Además, en este encuentro Peña sacudió un jonrón en el quinto inning que niveló el marcador a una rayita. La carrera del triunfo se produjo en el décimo episodio, cuando Hilario Valdespino encontró las bases llenas y sacudió un inatrapable para decretar el triunfo felino.

1966-67

Esta serie se decidió en el quinto y último juego, uno de los más inolvidables en la historia del béisbol venezolano. Luego de cinco entradas La Guaira ganaba 7-0. En la parte baja del quinto, Caracas se acercó al marcar cuatro carreras. Los Tiburones ripostaron al marcar una más para dejar el desafío 8-4, pero en la segunda mitad del séptimo Caracas volteó la pizarra con grand slam de Paulino Casanova -colocó la pizarra 9-8- y otro vuelacerca de Dave Roberts. Caracas ganó La Guaira 16 por 9.

1967-68

En la última fecha de la final realizada con cuatro equipos, Leones sólo podía aspirar a un empate en el primer lugar para luego ir a un juego extra por la sexta corona de su historia. Así sucedieron las cosas, luego de que los Tigres perdieran ante los Industriales 2-1. En el extra y decisivo, el cubano Diego Seguí subió a la lomita para espaciar diez inatrapables y darle al Caracas el triunfo de 5-3. Fue su segundo título consecutivo y el cuarto para el estratega cubano Regino Otero.

1972-73

Con Víctor Davalillo, César Tovar, Gonzalo Márquez, Jesús Marcano Trillo, Joe Ferguson, Dagoberto Campaneris y Dave Lopes al bate y el pitcheo de Diego Seguí, Eduardo Acosta y Ed Sprague, los Leones sacudieron al Zulia. Caracas se colocó arriba en la serie 3-0, pero Zulia ganó el cuarto. En el quinto todo se decidió, gracias a jonrón de Ferguson, dos fletadas de Campaneris y una excelsa jugada defensiva de Víctor Davalillo en el centerfield. El score quedó 4 por 3 y los melenudos ganaron el séptimo gallardete.

1977-78

Leones del Caracas se enfrentó de nuevo a Zulia en la final y aunque hubo hechos curiosos en la serie, los capitalinos llegaron a un séptimo juego en el que el zurdo Pablo Torrealba blanqueó a las Águilas; Antonio Armas y Bob Belloir jonronearon en solitario cada uno, mientras que Gonzalo Márquez empujó dos rayitas con par de indiscutibles (uno de ellos tubey). El Caracas obtuvo su primera corona en cinco años; la octava en su exitoso historial, bajo el mando del dominicano Felipe Rojas Alou.

1979-80

En una temporada realmente especial para Baudilio Díaz y su marca de más jonrones en una temporada (20), Caracas ganó el primero de sus tres títulos consecutivos. Al fajarse con Cardenales de Lara, la tropa capitalina ganó el juego decisivo 5 por 2 en un gran trabajo combinado de los lanzadores Jack Hobbs y Pablo Torrealba. Antonio Armas (4-3, una empujada y 2 anotadas) y Leonardo Hernández (4-3, una fletada y otra anotada), fueron las pesadillas de los larenses. Fue el segundo cetro de Felipe Rojas Alou.

1980-81

Por segunda vez, Caracas se llevó una corona en dos temporadas seguidas. Los melenudos ganaron sus juegos viniendo de atrás. El cuarto y último encuentro de la serie tuvo como protagonista a Antonio Armas, quien se llevó la cerca para decretar la diferencia que le brindó a Caracas su décimo título en la liga. En esta oportunidad Alfonso "Chico" Carrasquel se convirtió en el manager ganador, luego que Jim Leyland y Gates Brown pasaran por la dirección del equipo y se marcharan.

1981-82

El triunfo en esta final marcó la conquista del tercer banderín consecutivo para los Leones (y el undécimo de por vida), un logro sin precedentes en la historia del béisbol venezolano. Caracas eliminó en cinco partidos a los Cardenales de Lara, su rival de las 2 ocasiones anteriores. Fue un juego que quedó 3 por 2. El lanzador Ubaldo Heredia se llevó el triunfo, mientras que el jardinero Dave Henderson remolcó la carrera decisiva. Caracas fue a la Serie del Caribe de Hermosillo, México, y ganó el cetro caribeno.

1986-87

La Guaira había derrotado al Caracas en la final anterior, pero los Leones se desquitaron de una gran forma, al barrer a los escualos y finalizar con un no hit no run de Urbano Lugo. El relevista Dewayne Buice se anotó los dos primeros éxitos en una final que barrió la tropa de la capital en 4 juegos. En ese juego, que quedó 4 por 0, Andrés Galarraga se llevó la cerca para contribuir ofensivamente. En esta campaña, Donnell Nixon estableció un récord en la liga con 44 bases robadas.

1987-88

Steve Ziem, de los Tigres de Aragua, blanqueó al Caracas en el primer encuentro de la final, pero los Leones reaccionaron y ganaron en cuatro de los siguientes cinco choques para obtener su corona número 13. Con ventaja y de vuelta al estadio Universitario, los Leones se impusieron 7 carreras por 3 gracias a jonrón de tres carreras de Antonio Armas y destacado pitcheo de Ubaldo Heredia. Nuevamente, Caracas sumó dos títulos consecutivos, gesta lograda por tercera vez en su historia.

1989-90

Caracas batió por cuarta ocasión a Lara en una final, aunque en esta oportunidad necesitó llegar hasta el séptimo encuentro. Dos juegos debieron ir a extrainning, otro se decidió 1-0 y uno más se resolvió en el mismo noveno capítulo. En el séptimo decisivo, Caracas respondió a una victoria anterior de Lara apoyado en un gran trabajo del pitcher Jim Niedlinger para decretar el triunfo. El estratega Phil Regan dirigió la primera de sus 8 temporadas con Caracas y conquistó el que fue su único título con los melenudos.

1994-95

Omar Vizquel fue el héroe de esta serie final que empezó en Maracaibo. Los capitalinos perdieron los dos primeros encuentros en la capital zuliana, choques en los que no participó el campocorto criollo. Tras su regreso al Universitario, los Leones se impusieron en los siguientes tres cotejos con Vizquel en la alineación, para regresar a Maracaibo y obtener su corona número 15 en el profesional. Fue precisamente Pompeyo Davalillo que llevó al equipo hacia el cetro, luego de reemplazar a Phil Regan en la dirección del conjunto.

2005-06

La gran revancha se dio. Si bien Leones del Caracas perdió el primer juego de la final ante Tigres de Aragua realizado en el estadio "José Pérez Colmenares" de Maracay, se recuperó completamente para aniquilar a sus rivales felinos en los 5 juegos siguientes. El refuerzo Carlos Guillén se convirtió en el jugador Más Valioso de esta etapa, pues a su llegada dio conexiones importantes que aportaron para la causa capitalina.

Guillén conectó para .368 (19-7) más 7 remolques y 4 anotadas, mientras jugaba una buena tercera base. De igual manera, el jardinero Rafael Álvarez logró buenos números al ligar para .450 (de 20-9), incluyendo 5 fletadas y 4 anotadas. Por su parte, el pitcheo colectivo presentó una efectividad de 3.68, destacándose los triunfos de los abridores Géremi González (como refuerzo), Orlando Trias, Albert Vargas (otro refuerzo) y Landon Jacobsen.

2009-2010

Durante gran parte de la temporada, dos equipos estuvieron siempre en los primeros lugares: Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes. La final fue el resultado de esa fórmula y, de igual manera, fue tan pareja que se decidió en el último juego. Sin embargo, en el que fue el tercer careo entre los llamados "Eternos rivales" del beisbol profesional venezolano, se inició con dos victorias consecutivas de Magallanes en su patio. Luego, los Leones pudieron igualar la serie en el Universitario, al disputar un cuarto juego de película en el que el refuerzo Gregor Blanco (a la postre el Más Valioso), empató en el noveno inning, con dos outs, ante los envíos de Francisco Rodríguez. Otro vuelacercas de Jackson Melián pondría las cifras definitivas. Si bien los bucaneros ganaron el quinto encuentro con su carta principal, el zurdo Raúl Valdes, y se pusieron a tiro del título con la serie mudada a Valencia, el pundonor de los melenudos fue más y se llevaron no sólo el sexto juego, sino el decisivo tras un empuje ofensivo de Carlos Maldonado (.409 Ave, 2 HR, 7 CI) y buen trabajo del abridor Jason Standridge (1-0, 3.00 EFE).

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD