Carrasco, Ascanio y Robles transferidos

Publicado el 29/07/2009
Por Prensa Leones del Caracas / Amador Montes Bolet

En estos tiempos de cambio, tres lanzadores de los Leones del Caracas adoptadon otra organización. Primero fue Carlos Carrasco quien pasó a Indios de Cleveland, luego José Ascanio, nuevo integrante de los Piratas, y finalmente el zurdo Mauricio Robles

Caracas.- Tres lanzadores reservas de los Leones del Caracas fueron objetos de cambios en el beisbol organizado. Primero fue Carlos Carrasco de Filadelfia a Cleveland; luego José Ascanio quien pasó de los Cachorros de Chicago a Piratas de Pittsburgh y, finalmente, el joven serpentinero Mauricio Robles recientemente fue transferido de las granjas de los Tigres de Detroit al de los Marineros de Seattle.
 
En principio se despejaron los rumores de cambio en los que involucraban a Carrasco, otrora “prospecto” de los actuales campeones de la Serie Mundial, Filis de Filadelfia, equipo que se hizo de los servicio del ganador del premio Cy Young de la Liga Americana del 2008 y del jardinero Ben Francisco.
 
Junto a Carrasco estuvieron involucrados en la transacción Lou Marson (receptor), Jason Happ (lanzador) y Jason Donald (campocorto). Dicho cambalache tiene pendiente una revisión médica para concretarse.
 
El larense de 22 años –quien jugó por primera vez con los Leones en la campaña 2008-2009- acumulaba en triple A con el equipo Lehigh Valley un récord de 6-9, con 5.18 de efectividad en 20 salidas, más 112 ponches y 38 bases por bolas en 114.2 entradas lanzadas.
 
Ascanio pirata
Por su parte, los Cachorros se hicieron de los servicios de los lanzadores John Grabow y Tom Gorzelanny, entregando al criollo José Ascanio, al también pitcher Kevin Hart y al infielder de clase A, Josh Harrison.
 
El nativo de Maracay había compartido este año en triple A y las mayores con los ozesnos. Con el Iowa fue abridor y dejó récord de 2-4 con 3.16 de efectividad en 12 juegos iniciados, más 47 ponches en 51.1 entradas.
 
En la gran carpa fue relevista. Su desempeño se resumió en 3.52 de efectividad y récord de 0-1 en 14 juegos, más 18 guillotinados en 15.1 entradas de labor.
 
El joven como gancho
Durante el último día en que se pueden hacer cambios sin ir por la vía del waiver (tecnicismo en los movimientos de jugadores en el beisbol organizado de Norteamérica), los Tigres de Detroit se hicieron de los servicios del lanzador veterano Jarrod Washburn y dieron al joven zurdo criollo Mauricio Robles y a Luke French.
 
Robles había comenzado este año en clase A media con el West Michigan, donde quedó con récord de 4-4 con promedio de carreras limpias permitidas de 4.63 por cada nueve episodios, más 71 ponches en 56.1 entradas lanzadas durante 11 juegos.
 
Luego, fue ascendido al Lakeland en clase A fuerte. Allí llevaba foja de 4-2 y 3.60 de efectividad, 40 guillotinados en 35.0 innings trabajados en siete inicios.
 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD